LA ODISEA DE LOS ORIGENES DE LA VIDA

La Tierra se formó como resultado de repetidos impactos de asteroides. La masa terrestre atrajo enormes meteoritos, que se precipitaron en su interior produciendo un aumento de la temperatura de la superficie rocosa que evaporó los óceanos de agua.
Los primeros vestigios de vida que sobrevivieron a las infernales condiciones de la superficie terrestre lo consiguieron sepultados profundamente en el suelo. Milagrosamente, distintas formas de vida se fueron adaptando a las distintas crisis cataclísmicas que iba experimentando la Tierra en su formación.

PÁGINAS AMIGAS

Serigrafía de calidad en Tenerife

Centro rehabilitación psicosocial "el mojón"

http://www.aniversariocrpselmojon.com/

Política de cookies